EL AEROPUERTO DE VALENCIA SERA EL PRIMERO DE ESPAÑA EN TENER UN PLAN CONTRA EL RUIDO

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, ha presentado a alcaldes del entorno del aeropuerto de Manises -Aldaia, Manises, Quart y Riba-roja-  el Plan de Acción contra el Ruido (PAR) que el Ministerio de Transportes ha sometido a información pública y sobre el que los municipios tienen 45 días para presentar alegaciones para «enriquecerlo».

Bernabé ha subrayado tras el encuentro que el Gobierno de España trabaja de manera «conjunta y coordinada» con los municipios del entorno para «evitar la contaminación acústica» de la instalación. El PAR, el primero de este tipo que se pone en marcha en España, define medidas concretas para la «mitigación» de la contaminación acústica y generar mejoras en la población más próxima al recinto aeroportuario.

Las medidas se agrupan, principalmente, en tres líneas de actuación: reducir el ruido en fuente, promover la implantación o modificación de procedimientos operativos que mitiguen la afectación acústica y contribuir a una gestión de usos del suelo del entorno aeroportuario compatible con la actividad aeronáutica. Entre ellas, se analizarán posibles mecanismos para incentivar la sustitución de las aeronaves más ruidosas por otras de menor impacto acústico.

Bernabé, tras mantener un encuentro con los alcaldes de Manises, Quart de Poblet, Aldaia y Riba-roja de Túria para analizar el PAR, ha apuntado que es una «apuesta inequívoca» del Ejecutivo central por las «infraestructuras estratégicas» de la Comunitat Valenciana, ya que es el primero en España de estas características y ha detallado que tiene un carácter «transversal» para abordar «directamente» las cuestiones relativas al ruido que genera el aeropuerto.

En este sentido, ha destacado que el plan incluye medidas para «incentivar» que las compañías utilicen aeronaves menos ruidosas con el objetivo de conseguir un «impacto acústico menor» en las localidades del entorno del aeródromo. Asimismo, el plan estudia las posibles modificaciones de las operativas de despegue y aterrizaje, así como las rutas de las aerolíneas, para compaginar la «compatibilidad urbanística y la aeroportuaria».

45 días para presentar alegaciones

Del mismo modo, Bernabé ha resaltado el Plan de Acción contra el Ruido contempla la exposición pública del proyecto y un plazo de 45 días para que los municipios presenten alegaciones, un margen para poder «valorar técnicamente el plan para mejorarlo y enriquecerlo para que sea más beneficioso y transversal».

En esta línea, la delegada del Gobierno ha señalado que el plan está «muy en línea» con las directivas europeas en materia aeroportuaria. Al mismo tiempo, ha puesto en valor las inversiones del Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible en el aeropuerto de Manises por valor de 400 millones.

Este importe está destinado a la «mejora y modernización de la infraestructura», ha detallado Bernabé, a la vez que ha afirmado que «no es una ampliación con una segunda pista, como algunos han querido malinterpretar. Es una posible ampliación del edificio de la terminal para ofrecer un mejor servicio a los pasajeros y para adaptar la infraestructura al siglo XXI».